lunes, 1 de junio de 2015

Los periodismos con futuro

Ramón Salaverría participando en un coloquio en Austin, Texas.

Por: Abraham Torres


Hace un par de meses tuve la oportunidad de conocer a Ramón Salaverría en Austin, Texas.

Es Doctor en Periodismo por la Universidad de Navarra, donde es Profesor Titular de Periodismo. 

Está especializado en la investigación sobre ciberperiodismo y medios digitales, temas en los que es un investigador muy referenciado.

Uno de los grandes aportes que le he visto, entre otros muchos, es el Informe sobre el periodismo en 2014 y sus tendencias que aparece en el número 29 de Cuadernos de Periodistas, revista de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Y aunque ya estamos iniciando el sexto mes del año 2015, es bueno traerlo al presente, sobre todo un apartado donde refiere las grandes bondades del futuro del periodismo. 


Ramón explica que junto con la importancia creciente de los móviles, en 2014 han despuntado otras tendencias quizá menos potentes, aunque igualmente destacables. Estos vectores bien podrían determinar la evolución de importantes áreas del periodismo en los próximos años. 

Estas son las seis tendencias más destacadas. 



1. Periodismo de datos

Ramón Salaverría explica que la investigación periodística apoyada en bases de datos, completada con la visualización infográfica de esa información, constituye una clara tendencia en alza. El moderno periodismo de datos –expresión un tanto tautológica, para qué negarlo– hunde sus raíces en técnicas periodísticas con muchos años de recorrido. Sin embargo, gracias al reciente desarrollo de múltiples tecnologías digitales para el tratamiento y mostración de datos, el interés por este tipo de periodismo se ha reforzado notablemente.
De hecho, su presencia es cada vez más habitual tanto en el seno de grandes medios como entre organizaciones periodísticas independientes. 

2. Periodismo de gran formato 

En internet, cada vez hay más medios convencidos de que hay hueco para el periodismo de largo aliento o, por emplear el término anglosajón, el longform journalism.
El investigador español señala que en los últimos tiempos –especialmente, desde que NYTimes.com publicara en diciembre de 2012 su conocido reportaje “Snow Fall”–, cada vez más medios se han apuntado a la moda de contar informaciones con calma y espacio generoso. La vuelta al periodismo narrativo parece ganar enteros y promete interesantes desarrollos en el futuro.


Reportaje del NYTimes.com

3. Periodismo hi-tech

Noticias escritas por robots, vídeos grabados desde drones, escenas informativas generadas mediante técnicas de realidad virtual. Todo esto ya existe y en los países anglosajones hasta tiene nombre: robo-journalism.
Para Salaverría esta modalidad de periodismo ha cobrado fuerza durante 2014. Ha habido múltiples ejemplos. En marzo, el diario Los Angeles Times publicó una noticia de última hora sobre un terremoto en la ciudad, escrita automáticamente por un programa algorítmico, sin intervención humana. La noticia se publicó de manera automática e inmediata, y se situó en portada, alcanzando un tráfico considerable. En otras palabras: un robot escribió la primicia de primera página.

De acuerdo con Ramón el uso de estas tecnologías punteras para la captación y tratamiento de contenidos informativos traerá novedades importantes al periodismo, si no a corto, desde luego a medio y largo plazo. 


4. Periodismo viral
 

Se refiere al uso intensivo de las redes sociales con fines periodísticos. Al igual que ocurrió hace unos años con los blogs, tras un periodo de asimilación no exento de recelos, los medios se han lanzado con entusiasmo a competir en las redes sociales. En ellas han hallado no solo una copiosa fuente de información, sino sobre todo una eficaz plataforma de marketing corporativo y personal.
El Doctor en Periodismo por la Universidad de Navarra pone un ejemplo claro: Buzzfeed. 

Su impresionante éxito de audiencia (150 millones de usuarios mensuales) y empresarial (en agosto alcanzó una valoración de 850 millones de dólares) ha situado en 2014 todos los focos de la industria periodística en este medio. 

El modelo editorial de este medio encaja como un guante en las redes sociales: proporcionar noticias ligeras, contenidos de entretenimiento y vídeos, orientados a provocar en la gente un deseo irrefrenable de hacer clic. 

Un medio que ha sabido explotar las redes sociales


 5. Periodismo global


Para un número creciente de publicaciones digitales, la consigna es clara: hay que ser global, explica Salaverría en su informe.

La apuesta por el liderazgo global en el periodismo se remonta, por descontado, a épocas anteriores a internet. Ya en 1980, la cadena de televisión CNN nació precisamente con ese objetivo. 

Con anterioridad, otras grandes corporaciones audiovisuales (especialmente, BBC y Voice of America) y algunas revistas (The Economist, National Geographic y Time, entre otras) habían orientado asimismo su actividad hacia el mercado internacional. 

Sin embargo, hoy día vivimos una segunda etapa de apuesta por lo global, protagonizada en este caso por los medios de internet.

El medio que se ha volcado con mayor entusiasmo y éxito por este modelo ha sido The Huffington Post. Lanzado en 2005, nueve años después dispone de ocho ediciones metropolitanas en otras tantas ciudades de Estados Unidos y diez ediciones nacionales, incluida la de España desde 2012. No es un caso aisla- do. La web británica The Local ha tejido también una red de medios digitales en inglés a lo largo de ocho países europeos, incluido España desde 2013.

La tendencia alcanza también a medios digitales con matriz impresa. The New York Times cuenta ya con tres ediciones en la red: una para Estados Unidos; otra internacional, fruto de la absorción en 2013 del International Herald Tribune, y otra en chino. Por su parte, el británico The Guardian dispone de edi- ciones digitales específicas para el Reino Unido, Estados Unidos y Australia. En Alemania, el semanario Der Spiegel cuenta también con una edición en inglés, denominada Spiegel Online International. 


Un ejemplo claro de la globalización periodística


6. Periodismo de laboratorio


Aunque no haya surgido en 2014, una última tendencia que ha cobrado fuerza consiste en la implantación de laboratorios de innovación en el seno de los medios. 

Ramón Salaverría señala que desde comienzos de esta década, medios internacionales de referencia –The New York Times, The Washington Post, The Boston Globe, BBC, AFP y The Huffington Post, entre otros– comenzaron a abrir, sin apenas fanfarria publicitaria, unidades internas para la experimentación y desarrollo de productos y servicios, especialmente en el ámbito digital. En 2014, más medios de renombre se han sumado a esta tendencia; por ejemplo, The Guardian

En el actual mercado periodístico –en el que, por un lado, muchos medios di- gitales siguen sin construir un modelo económicamente sostenible y, por otro, los medios clásicos ven cómo su modelo de negocio tradicional se derrumba–, se ha hecho imprescindible innovar. 

Los medios necesitan idear nuevas fórmulas editoriales, tecnologías, lenguajes, modos de conectar con el público. Para esto, los laboratorios se están demostrando una herramienta útil. 

Nosotros tenemos la última palabra y veremos cómo se comportan los medios de comunicación tradicionales y digitales. Nos esperan grandes cosas en los meses que faltan para que concluya este 2015.